9.1.03

Gustavo Adolfo Bécquer

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mis labios una frase de perdón...
Habló el orgullo, y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo a&ucute;n: "¿por qué callé aquel día?"
Y ella dirá: "¿Por qué no lloré yo?"


¿Cursi? Sí. Pero es la rima de Bécquer que más me gusta, desde que las leí hace ya varios años. Clarividencia, que le dicen.

6.1.03

Qué lindo darte cuenta de que todo fue una gran mentira cuando te ve en la calle y cruza para no saludarte.

Te pasa por pelotuda.

31.12.02

Fin de año. Balance (parcial)

- Logré no engordar después de llegar a un peso aceptable.
- No logré seguir considerándome una cerda. Mejor dicho, viéndome como una cerda. Modificar lo que veo ha probado ser más difícil que modificar lo que hay para ver.

- Logré vivir el verano.
- No logré eludir la recurrente depresión de otoño e invierno.

- Logré comer lo necesario para vivir, y no más.
- No logré dejar de vivir sólo para comer (poco).

- Logré pensar que tengo que aceptarme como soy, y no compararme con el "potencial" o con "otros".
- No logré hacerlo todo el tiempo.

Mi objetivo para el 2003: No necesitar hacer balances.

Feliz año a todos.

6.12.02

Es raro... Difícil de explicar... Pero a veces me doy cuenta de que el sentirme "insegura" frente a todo es una posición muy cómoda. O más que cómoda, embriagadora. Si soy "lo peor", bueno, cualquier fracaso es atribuíble a eso.

En cambio, si soy "aceptable", tengo que enfrentar las cosas que hice mal, y cambiarlas, porque no estoy "condenada" a repetirlas. Es más, me debería empeñar en no hacerlo. Y eso requiere esfuerzo.

4.12.02

ADVERTENCIA: post de carácter serio que trata Un Gran Tema

De vez en cuando leo las cartas de lectores. Muy de vez en cuando. Pero vi el título de esta, y la quiero publicitar.

Anorexia
.
Señor Director:
.
"Les quiero comentar mi indignación acerca de un hecho ocurrido el 28 de noviembre último. Esperando para entrar a una fiesta de egresadas se acercaron dos personas de la productora Cuatro Cabezas a una amiga ofreciéndole participar en el concurso Súper M20/03.
.
"Siendo una adolescente de 19 años, me pregunto cuál es el target al cual aspiran para sus concursantes, ya que a esta amiga a la que se acercaron para ofrecerle un formulario sufre de anorexia restrictiva, algo que se puede percibir a simple vista por su extrema delgadez. Partiendo de esto quisiera hacerles notar que la imagen que buscan no es saludable para ningún adolescente. Sabiendo la gran influencia que tienen los medios y la televisión (especialmente un programa como éste) en los jóvenes, creo que deberían replantearse a lo que apuntan para que una chica llegue a ser Súper M (super modelo).
.
"No se debe incentivar a cada vez más jóvenes a entrar en ese círculo vicioso del cual muchas veces no se sale con vida, ni impulsar a los jóvenes que padecen esta enfermedad a creer que su estado físico es el ideal para llegar a ser una Súper M.
.
Estefanía Di Caro
DNI 30.448.898


No creo que TODAS las modelos sean anoréxicas. Sí creo que hay gente que nace con el físico para poder llegar a ser modelo, y gente que no. Y sí creo que hay una tendencia a pensar que todas pueden llegar a tener el cuerpo de modelos. No creo que las revistas o la sociedad tengan la responsabilidad última de que exista anorexia. Pasa más por la autoestima, por la comparación constante en todos los aspectos. Pero sí me parece que el síntoma de esta falta de autoestima (la anorexia o la bulimia, por ejemplo) podría ser menos grave si el patrón con el cual comparar fuera otro.

En Argentina hay mucha más anorexia y bulimia que en otros países (como proporción). Siendo que somos todos seres humanos, la diferencia debería pasar por aquello que nos diferencia: nuestra cultura. Y la cultura de la imagen es omnipresente en nuestra sociedad. Para ejemplo, basta justamente Super M... Ése es un producto Industria Argentina.

A continuación, volveremos a nuestro contenido habitual
Bueno, un reporte generalizado de situación.

Todo bastante bien. Hay un problema acercándose (léase 21 de diciembre) (léase verano) (léase traje de baño) pero todavía no llegó, y cruzaremos ese puente cuando lleguemos a él. Hay un problema un poco más cercano: exámenes de diversa índole + entrevistas laborales = stress. stress + lulla = ansiedad oral. Y cuando se llega a un cierto nivel de ingesta diaria renace el autoescarnio. Pero creo que lo voy a manejar.

Ando comparándome un poco menos, y respetándome un poco más.

En cuanto a pareja, bueno, no hay. Y querría que hubiera. Y querría a uno en particular, ya que estamos. Y ese en particular no querría. Eso supongo, no lo sabré porque jamás voy a hacer algo al respecto. Soy muy desconfiada. Para joda, todo bien. Sentir algo de verdad... No gracias, ya me garcaron una vez, y no me animo más. O por lo menos, no voy a hacer un esfuerzo al respecto.
Ufa, no quiera funcionar. Y yo lejos de mi querida PC propia.

PS: Como pareciera que son tantas cosas en el mundo, cuando me puse violenta y amenacé con que era el último comment, logré resolver el problema. Usé el template de alguien que sabe lo que hace. En otro momento le cambiaré los colores, así combina un poco más.
Les cuento. Soy censora por naturaleza, así que organicé todo de forma que no se vea nada de lo que comentan.

Eso, o no entiendo jota de programación. Intento volver a poner todo a funcionar, pero si no... bye bye comments.

Aún cuando me gusta que hayan querido dejar algo por ahí.

22.11.02

Gracias a Ingrid. Mi idea es que está haciendo la dieta por los motivos correctos.

Suerte!
Los últimos días estuve mejor... Resolví un par de cosas que me angustiaban, aunque sigo sola.

Para que se sepa que de vez en cuando me siento bien, no son todas pálidas.

También es cierto que igual la capacidad de embolarme sigue dando vueltas. Sé que cualquier pequeña crisis puede quebrar la frágil tranquilidad en la que me encuentro. Pero trato de aprovecharla, por lo menos.

El otro día me animé a entrar a un local del ropa. Y hasta me compré algo que me gustó. Un insignificante paso para la humanidad, un gran salto para mí.

Walt Whitman - Song of Myself


1

Celebrate myself, and sing myself,
And what I assume you shall assume,
For every atom belonging to me as good belongs to you.

(...)

3

I have heard what the talkers were talking, the talk of the beginning and the end,
But I do not talk of the beginning or the end.

There was never any more inception than there is now,
Nor any more youth or age than there is now,
And will never be any more perfection than there is now,
Nor any more heaven or hell than there is now.

(...)

(20)

I exist as I am, that is enough,
If no other in the world be aware I sit content,
And if each and all be aware I sit content.


Me encanta el sonido de los primeros versos. Me gustaría poder decirlas sin que suene forzado, sin que huela a libro de autoayuda barata. Leaves of Grass es como una guía, casi diría como una Biblia, si no sonara demasiado sacrílego. Cuando tengo ganas de leer algo que vaya a mi lado sensible, abro el libro en cualquier página, y me estremece. Tengo una edición bilingüe con traducción de Borges... Es impresionante. Podría transcribirlo todo... Pero así me queda más para otro momento.

14.11.02

Soy un número. Muchos.

Edad. Peso. Promedio. Altura. Parejas.

Me fui... y volví. Noto que sólo estoy en frente de la computadora cuando me agarran estos ataques. Cuando no quiero verme ni en figuritas de álbum de los '80. Cuando no quiero que me vean. Salir es arriesgarme a que noten que no soy lo que ven, que soy la mierda que veo reflejada en el espejo aunque los días normales no la vean los demás.

Y entonces me refugio en la tranquilidad de la pantalla, o de un disco como Pablo Honey. Busco Leaves of Grass y me dejo ir. Me entrego a la sensación de que todo sí está perdido, que soy un asco, una porquería y siempre lo voy a ser, aunque de pronto me logre convencer por dos o tres días de que todo está bien.

Y evito cualquier cruce con extraños y conocidos, con amigos, enemigos o el borracho de la esquina. Tengo horror de pasar por los lugares que suelo frecuentar. Me da vergüenza, más exactamente. De ayer a hoy no cambié mucho, supongo. Pero me veo completamente distinta. ¿Y si alguien se da cuenta?

Y mi compañera de siempre en estos pagos, el hambre que me mata, me tortura lentamente, y que mantengo como recordatorio de que si salí así, jodida, me la tengo que bancar. No es que me sirva para algo, mi cuerpo hace tiempo dejó de responder a lo que entra y a lo que sale, y se regula solo, como independiente de cualquier cosa que pueda hacer yo. A veces pienso que una parte de mi confabula para no dejarme ser.

I'm screwed. I'm definitely screwed..